Lunes, Diciembre 11, 2017

Filosofía de las Especialidades

Cada  especialidad JA presupone un curso de estudios relacionados con un determinado tema. Este tema debería tener un valor práctico y realzar el estilo de vida de la persona que está tratando de alcanzar el distintivo. Los estudios relacionados con las especialidades correspondientes deberían ayudarle a la persona a desarrollarse como un cristiano bien equilibrado, al afectar directamente los aspectos sociales, emocionales, físicos y espirituales de su vida. Los estudios que implican las especialidades JA deberían conducir a la persona a profundizar su amor a su Creador celestial, y aumentar su interés en dedicar la vida al servicio de Dios y de su comunidad. Estas especialidades tienen como objetivo ayudarle a la persona en el desarrollo de si carácter y en su vida espiritual.

Por consiguiente, cada especialidad deberían estar organizada de tal manera que se requiera la más elevada norma de excelencia al establecer claramente en todos sus requisitos cuáles son las tareas que se deben llevar a cabo. Cumplir estos requisitos debería ser a la vez interesante y agradable, mientras que al mismo tiempo le proporcionan a la persona la sensación de haber logrado algo.

El estudio relacionado con una especialidad también debería proporcionarle a la persona una forma atractiva de aprender algo acerca del mundo que lo rodea, o darle la posibilidad de ampliar sus horizontes, o de participar en nuevas aventuras. El estudio de estos temas debería incluir el aprendizaje de variedad aficiones (hobbies), de asuntos de interés especial o el descubrimiento de una nueva vocación. Cada estudio debería estar organizado de tal manera que se lo pudiera presentar en un grupo en una reunión del club, o en el seno de una familia, o individualmente por alguien muy motivado. El contenido total de cada especialidad debería completarse en menos de tres meses.

Siendo que los distintivos de la especialidades JA forman parte de un programa patrocinado por la iglesia, todos sus detalles deberían estar en armonía con la normas de ella. Por eso los estudios relacionados con estas especialidades deberían evitar normalmente los temas que requieran la destrucción de la vida vegetal o animal, como asimismo toda clase de métodos defensivos, ya sea armados o sin armas. Estos estudios deberían estar estructurados de tal manera que interesen a la mayor cantidad de gente en el radio más amplio posible, por lo que se evitarán los temas que puedan ser estudiados sólo por grupos pequeños en una sola región.

El propósito de todas las especialidades consiste en que la persona "crezca en sabiduría, en vigor, y en gracia ante Dios y ante los hombres".

 

Introducción a las Especialidades

Las especialidades JA tienen el propósito de desarrollar armoniosamente las facultades físicas, sociales y espirituales de nuestra querida juventud. Su curso de estudio promueve el desarrollo de las habilidades naturales y estimula la adopción de la vocación para la vida y las aficiones útiles que preparan a la juventud para un servicio más eficaz a Dios y a la humanidad.

Las especialidades JA fueron introducidas en 1928, inmediatamente después que se aprobó el programa de Guía Mayor. Inicialmente había solamente 16 especialidades llamadas méritos vocacionales. Con el correr del tiempo muchas otras fueron añadidas, otras han sido revisadas y otras canceladas a fin de mantener el programa actualizado y atractivo para nuestra juventud, resultando actualmente en 268 especialidades.

Esta es la lista de especialidades acualizada por el Ministerio Juvenil de la Division Interamericana.

Las 268 especialidades JA están clasificadas de la siguiente manera:

18 de Actividades misioneras;
16 sobre Artes domésticas;
31 sobre Artes vocacionales;
16 sobre SAlud y Ciencia;
54 sobre Artes y habilidades manuales;
14 sobre Agroindustrias
55 sobre el Estudio de la Naturaleza;
64 sobre Recreación.